Debido al índice del 54% en la ocupación de las Unidades de Cuidados Intermedios en el departamento, y del 82% en las Unidades de Cuidados Intensivos, desde la Secretaría de Salud se adoptó la medida de alerta roja hospitalaria en el departamento. Así lo indicó la titular del organismo, Yenny Alexandra Trujillo Alzate, soportada en la circular expedida por el ministerio del Interior y el concepto entregado por el comité técnico de la secretaría de Salud departamental.
Esta declaratoria establece las siguientes medidas:
  • Llamado a las Empresas Administradoras de Planes de Beneficio de Régimen Especial Contributivo y Subsidiado, a declarar en alerta su red de prestadores de servicios, para atender la situación.
  • Se requiere que todas las IPS refuercen de manera virtual la actividad de atención primaria, promoción y prevención, al igual que de educación, para mejorar los servicios del primer nivel y evitar la congestión de la red hospitalaria de mediana y alta complejidad. Todos los prestadores de salud hospitalarios de alta complejidad, realizarán acciones para la liberación de camas UCI destinadas a la atención de pacientes por COVID-19, así mismo seguirán ejecutando el plan de organización, expansión y fortalecimiento del talento humano en salud establecido por el ministerio del ramo.
  • Las IPS implementarán estrategias para optimizar el uso de los medicamentos, al igual que las dosificaciones en unidosis de sedantes, anestésicos y cualquier otro medicamento que esté escaseando para su uso en servicios hospitalarios como salas de cirugía y consulta externa, cuando sea posible.
  • Con respecto al uso del oxígeno medicinal, se promueve el trabajo en equipo y la comunicación permanente con los proveedores para elaborar planes de contingencia que permitan abastecimiento continuo a las IPS; esta medida está amparada por determinación del ministerio de Salud.
  • Se ordena la restricción total de procedimientos quirúrgicos en todas las especialidades y procedimientos programados no urgentes y diferibles. Se restringe el acceso a los servicios hospitalarios a pacientes de otros departamentos, cualquiera sea su diagnóstico, respetando el criterio médico y los protocolos de referencia y contrarreferencia.
  • Durante la vigencia de la alerta roja hospitalaria, la coordinación para el acceso a las unidades de Cuidado Crítico, Intensivos e intermedios, será regulada por el CRUE.
  • Se exhorta a las autoridades competentes a implementar, promocionar y exigir el cumplimiento de las medidas de autocuidado como: uso de tapabocas, lavado de manos, conservación de distancia, evitar aglomeraciones, reuniones familiares y laborales, así como fiestas, consumo de licor y control de desplazamientos innecesarios. Por el contrario, se deben promocionar hábitos de vida saludable.
Desde la secretaría de Salud del Quindío, se indicó que las anteriores medidas son transitorias y dependerán del comportamiento de contagio por COVID-19 en la región.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here