En su visita al departamento, el ministro de Justicia, Wilson Ruiz Orejuela, confirmó que junto al gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas y demás autoridades de la región, se acordó la unión de esfuerzos para la construcción de modulares para la atención de las personas sindicadas del Quindío, y así consolidar soluciones de corto plazo que coadyuven a superar la crisis de hacinamiento en las estaciones de Policías y URI, especialmente.

El alto funcionario nacional dijo que un modular se podría construir en un plazo de 10 a 12 meses, y se espera que se inicien las obras en este primer semestre. “Logramos un preacuerdo que consiste en construir un modular en inmediaciones del centro carcelario de Calarcá y que albergaría a 170 Personas Privadas de la Libertad, PPL. Lo importante es empezar lo más pronto posible, y el gobierno nacional del presidente Iván Duque se encargará del 70% de la inversión, y el 30% será aportado por la Gobernación y los municipios del departamento”, precisó.

La inversión está en $8.000 millones, por lo que la administración nacional se comprometió con $5.500 millones y el gobierno seccional y los municipales con $2.500 millones, lo cual asegurará las obras, razón por la que este 2 de marzo se adelantará la visita técnica a los predios, ubicados en inmediaciones de la cárcel de Peñas Blancas en Calarcá.

El ministro Ruiz Orejuela destacó la voluntad del mandatario seccional de unir esfuerzos entre todos para solucionar este fenómeno y resaltó que además de la construcción del modular se materializará, en próximos días, la salida de 53 PPL que están en las URI y estaciones de Policía, con lo que se ayudará a descongestionar estos escenarios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here