Manizales (Caldas), 14 de febrero de 2021.

 

Durante ocho días funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Seccional Caldas estuvieron tras la pista del presunto responsable de la muerte del ciudadano Otoniel Farfán Contreras, cuyo cuerpo fue hallado en estado de descomposición el pasado 7 de febrero a orillas del río Cauca, en el sector de Canoas Bajas, vereda Alejandría de Anserma (Caldas), luego de que su hermano reportara la desaparición cuatro días antes. Las pesquisas y declaración de un testigo permitieron identificar a Luigi Duván Muñoz Muñoz, como posible autor de la desaparición y posterior homicidio de Farfán Contreras, de quien se conoció que habría sido ultimado en un lote de la vereda Kilómetro 41 de Manizales. Con base en los elementos recaudados, el CTI con apoyo de la Policía Metropolitana de Manizales lo capturó durante una diligencia de registro y allanamiento en su residencia, ubicada en la misma vereda. Tras su detención, un fiscal especializado adscrito al Gaula le imputó a Muñoz Muñoz los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, a los cuales no se allanó. Al término de las audiencias concentradas, la juez acogió la petición de la Fiscalía e impuso medida de aseguramiento en la cárcel de varones de Manizales contra el procesado. La investigación En las labores de policía judicial se evidenció que Farfán Contreras había regresado de viaje a la capital caldense, procedente de Cali (Valle). El 3 de febrero reciente, día de su desaparición, supuestamente se reunió con el hoy detenido, quien lo llevó a un sitio donde al parecer se empacaban estupefacientes para su distribución. Entretanto, una tercera persona servía de campanera para vigilar la zona, por si algo pasaba. Según lo establecido, cuando la víctima ingresó al lote, se escucharon tres detonaciones de arma de fuego. Posteriormente, un testigo dijo haber visto solo un rastro de sangre, los tenis de la víctima, su gorra y un poncho. Luego del hallazgo del cuerpo, este fue identificado por un tatuaje que tenía con el nombre de su madre. La necropsia realizada por el Instituto Nacional de Medicina Legal confirmó que la víctima murió de forma violencia por impactos de arma de fuego. De acuerdo con las investigaciones, el móvil del crimen estaría relacionado con el negocio ilícito de la venta de estupefacientes en la zona. Estos resultados obedecen a la estrategia investigativa para contrarrestar delitos de alto impacto que afectan la seguridad ciudadana, desarrollada según los lineamientos del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado. La Fiscalía General de la Nación habla

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here