Permanece en constante monitoreo la situación que se presenta en el sector de Órganos, Balmoral y Lavaderos, vía Varsovia-Filadelfia. En el sitio una gran falla geológica con muchas estribaciones ocasionó múltiples sitios críticos, y precisamente en este punto se perdió la banca hace tres semanas a causa de las fuertes lluvias. Se resbaló el ancho total de vía con el material que lo soporta (asfalto y demás), lo que generó estrechez en el paso.

El secretario de Infraestructura de Caldas, Luis Alberto Giraldo Fernández, entregó un balance de la situación actual en la zona. Explicó que la Gobernación de Caldas y Corpocaldas revisan estudios y diseños para la apertura de la vía y, de alguna manera, convivir con estos daños, pues no es fácil dar una solución definitiva de un día a otro en este sitio tan crítico.

“Hemos estado haciendo la gestión en el paso principal, que es la vía que se perdió completamente. Lo que queda de ahí hacia arriba de la montaña es propiedad privada, pertenece a particulares y hay que cuadrar con cada uno de ellos la posibilidad de atender la situación, no solo para dar nuevamente vía, sino también para estabilizar parte de esas montañas y evitar que haya mayores daños”, indicó.

Desde esta secretaría se resalta la preocupación existente ante varios intentos de intervención irregular que han hecho vecinos de la vía, el último de ellos con maquinaria y en horas de la noche. Esto ocasiona más desestabilidad en el terreno y desconoce la restricción del Decreto 347 del 27 de noviembre de 2020, que formaliza el cierre en esta vía con el fin de garantizar la seguridad de transeúntes y vehículos.

El secretario de Infraestructura reconoció que, aunque las negociaciones con dueños de predios no han sido fáciles, con apoyo del alcalde de Filadelfia, William Noreña, han avanzado en los diálogos. Añadió que por lo pronto la recomendación es tomar la vía alterna Filadelfia-La Felisa, que aunque es más larga, tiene buenas condiciones. Al mismo tiempo, hizo un llamado a la paciencia de los usuarios de la carretera, mientras se encuentra una solución segura y definitiva.

“Hoy precisamente el alcalde de Filadelfia confirmó que ya está el visto bueno del propietario para empezar las mejoras, y sobre ese mismo lugar donde la comunidad hizo la apertura es donde haremos las obras para mantener la vía funcionando, sin decir que hay una solución definitiva para una ladera que permanece en movimiento, que tiene muchas fallas y presenta conflictos geológicos y geotécnicos”, aclaró Giraldo Fernández.

El funcionario aseguró que se visita el sitio entre dos y tres veces a la semana desde el día en que se presentó la falla. “A las fincas donde se necesita hacer intervenciones les hemos hecho monitoreo con topografía para entender si la falla sigue remontando y removiendo parte de esas laderas. Hemos caminado toda la parte de Balmoral, Santa Rita y Brisas, buscando tener en la parte de La Aguadita una vía alternativa, hemos preparado recursos económicos para las intervenciones y dialogado varias veces con cada uno de los propietarios”, concluyó el secretario de Infraestructura.

Atención en Salón Rojo, Aranzazu
Profesionales de la Unidad de Ingeniería de la Secretaría de Infraestructura visitaron la zona de Salón Rojo en Aranzazu, gravemente afectada por las fuertes lluvias de los últimos días. El puente en el sector Santa Cruz está averiado y dificulta la comunicación hacia 17 veredas que rodean el lugar, algunas de ellas en jurisdicción de Filadelfia. Allí se determinaron las acciones inmediatas mientras se establece una solución efectiva en el fallo.

“Se hizo la solicitud de apoyo con una retroexcavadora para unas vías que tienen puntos críticos. Con la retro del municipio aprovecharemos para el retiro de tierra en el sector de Quebrada Seca. Con la Gobernación seguiremos en un trabajo mancomunado, hacemos una verificación técnica y estructural del puente para ver las posibilidades de mejorar las condiciones de transitabilidad”, señaló Ramiro Alejandro Castro Martínez, secretario de Infraestructura de Aranzazu.

Se deben reconformar los conos al ingreso y salida del puente Santa Cruz, hacer manejo de aguas desde la parte alta y baja, además de una adecuada instrumentación topográfica que indique como se está desplazando la estructura y con ello prevenir o alertar un eventual colapso.

“La estructura tuvo un asentamiento diferencial y en cada uno de los caisson hay desprendimiento del fuste. La falla está afectando los suelos y el soporte del puente”, explicó Castro Martínez. Este proceso ha sido causado por factores externos de carácter erosivo y por ello con la visita técnica se evalúa qué elementos del puente podrían salvarse.

El dato
Equipo técnico de la entidad confirmó que durante esta semana, con maquinaria de la Gobernación de Caldas y con apoyo del contratista de la pavimentación Varsovia-Filadelfia, se adelantarán actividades de mejoramiento de los pasos afectados en el sector Lavaderos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here