Con un positivo balance se finalizó la auditoría realizada por el Invima a la Secretaría de Salud del departamento. Durante los dos últimos días, funcionarios de la entidad, revisaron cada uno de los procesos que hacen parte de la Resolución 1229 de 2013 y que contiene los lineamientos en el modelo de inspección, vigilancia y control de alimentos, bebidas y productos de consumo que puedan afectar la salud humana.

“Con gran satisfacción recibimos los resultados de la evaluación en aspectos como capital humano, técnico y tecnológico, administrativo y financiero, con alcances significativos y logros cercanos al cumplimiento en su totalidad de la norma”, destacó Orlando Velásquez Fierro, referente de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud del Quindío.

Se trata de un mecanismo de armonización de todos los procesos, no solo con el gobierno nacional, sino con el de calidad de la Gobernación del Quindío. “Hoy podemos decir que tenemos procesos implementados, procedimientos documentados, actas de visita e instrumentos de control estandarizados en MIPG, que se encuentran totalmente armonizados con el proceso de calidad de la administración departamental”, finalizó el funcionario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here