Las lluvias típicas de fin de año, los coletazos de las tormentas tropicales que pasan cerca de Colombia y el Fenómeno de La Niña que se está implantando en el país han ocasionado estragos en las vías de Caldas. En el pasado puente festivo se presentaron cerca de 70 deslizamientos, donde los combos de maquinaria trabajan al 100% de su capacidad para destapar las vías en el menor tiempo posible.

“A pesar de que los derrumbes se pueden retirar, algunos de ellos son de la vía hacia abajo y se llevan parte de la banca. Es el caso de Palocoposo en Pácora, San Daniel en Pensilvania, Quebrada Seca en Aranzazu y los dos fallos más grandes: el sector Los Órganos y Lavaderos en Varsovia-Filadelfia”, explicó el secretario de Infraestructura de Caldas, Luis Alberto Giraldo Fernández.

Las dificultades geológicas de la falla Romeral y el sector El Brillante, Balmoral y La Paila se han activado con las grandes cantidades de agua que han caído sobre las montañas y se resbalan hacia las carreteras. No obstante, Giraldo Fernández indicó que el trabajo conjunto de coordinadores de zona, combos de maquinaria, cuadrillas de rocería y equipo técnico de la Secretaría da a los caldenses la tranquilidad de que habrá movilidad y vías alternas cuando se presenten inconvenientes.

“Estamos buscando recursos porque tenemos implicaciones muy graves en la red vial departamental. En otros ámbitos de desarrollo como vivienda y temas agropecuarios que se han afectado. Seguirá lloviendo y tenemos que estar atentos, sobre todo los conductores en horas de la mañana porque es cuando aparecen los materiales sueltos por la montaña, derrumbes y piedras que caen. Hay que conducir con extremada precaución”, señaló el secretario de Infraestructura.

Acciones inmediatas
En Aranzazu, en la zona denominada Quebrada Seca, hay avería en el paso conocido como Delgadita. Una comisión de la Secretaría de Infraestructura visitó el lugar para evaluar las acciones  a seguir. Se deben reconformar los conos al ingreso y salida, hacer manejo de aguas desde la parte alta y baja, y una adecuada instrumentación topográfica que indique cómo se da el desplazamiento y con ello poder prevenir o alertar un eventual colapso en el paso.

Asimismo, en compañía del Gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez Cardona, se programó la revisión del punto más afectado por el invierno: en Lavaderos (Filadelfia) se evaluarán acciones desde la infraestructura para evitar la incomunicación del sector y las consecuencias que deja, como dificultades comerciales, de vivienda, salud y educación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here