Un recorrido por la vereda La Palmera en el municipio de Pijao, condujo a Sara Jaramillo Arango desde la Oficina de la Gestora Social y a Andrés Buitrago de la Secretaría de Educación, hasta la escuela La Mariela sede La Palmera, lugar de encuentro académico para niños campesinos que allí tendrán la oportunidad de volver a recibir clases permanentes bajo la modalidad de Residencia Escolar.

La visita tuvo como finalidad activar el pilotaje para que menores de zona rural que habitan en lugares apartados de este centro académico puedan volver a pernoctar allí, conocer su realidad y a la vez, poder compartirles elementos deportivos, de bioseguridad y ayudas humanitarias.

El contacto con niños, padres de familia y educadores, permitió tener una idea clara de cómo se puede desplegar gestión ante estamentos públicos y privados, en pro de superar dificultades que los menores y sus familias tienen para acudir a clases. Una de ellas, es la falta de un puente colgante seguro que pasa sobre la quebrada que lleva a la escuela, púes la estructura actual representa riesgo para la integridad física de los menores, muchos de los cuales adelantan recorridos de hasta dos horas desde sus viviendas, para llegar al centro educativo.

El compromiso de la representación de la Gobernación, permitió visualizar estas y otras realidades que ahora entran a hacer parte de la agenda de gestión y objetivos de trabajo de la Oficina de la Gestora Social del Quindío.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here