Un manuscrito sobre Medellín hace 200 años fue donado al Archivo Histórico

0
113
– Se trata de la obra Carnero de Medellín, de José María “El Cojo” Benítez, escrita entre 1797 y 1841.

– Es un patrimonio documental único en el país que incluye acontecimientos políticos, administrativos y religiosos de la colonial Villa de Nuestra Señora de la Candelaria.

– El documento será preservado y digitalizado en el Archivo Histórico de Medellín, para garantizar su conservación y promover su difusión.

El Archivo Histórico de Medellín recibió en donación, este martes, 22 de septiembre, los manuscritos originales de la obra Carnero y Misceláneas de Varias Noticias, Antiguas y Modernas, de esta Villa de Medellín, escrita por José Antonio Benítez, conocido como el “Cojo Benítez”, entre finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

“Estamos hoy muy felices y celebramos porque el Archivo recibe estos documentos, los cuales va a restaurar y a digitalizar para ponerlos al servicio de los maestros, de los estudiantes y, claro, de los historiadores que tienen interés en poder acceder a ellos”, afirmó la secretaria de Cultura Ciudadana, Lina María Gaviria.

Se trata de un documento de alto valor patrimonial que relata aspectos de la vida política, administrativa y religiosa local entre 1797 y 1841, escrito a mano, en papeles de diverso tipo que se encuentran en buen estado de conservación, según el historiador Roberto Luis Jaramillo, quien hizo la transcripción del Carnero de Medellín, hace treinta años aproximadamente.

Según el historiador, esta obra se llama así porque “el carnero era antiguamente el lugar en donde se tiraban carnes de todas las clases. Entonces, el Carnero de Medellín tiene de todo: cuenta cómo Medellín se hizo sitio y cómo se hizo villa; después, cómo se hizo ciudad; además de listados de todos los regidores y alcaldes; la creación de conventos, el estado de los templos y otros aspectos religiosos y sociales, y un poco políticos, hasta 1841”.

La entrega del documento se efectuó en la centenaria sede del Archivo Histórico de Medellín por parte de Juan Fernando Mesa Villa, integrante de la familia que ha custodiado la obra por más de un siglo.

Tras la muerte del ‘Cojo Benítez’, sus manuscritos pasaron a manos de sus hijos, Francisco de Paula y María Dolores; y luego, a las del historiador Estanislao Gómez Barrientos, quien se los obsequió a su amigo y colega, José María Mesa Jaramillo, padre de Blanca Mesa.

El manuscrito del Carnero de Medellín llega al Archivo Histórico para enriquecer el fondo documental de la Colonia, constituido por 92 tomos que en 2015 fueron certificados por la Unesco al ser incluidos en el programa de Memorias del Mundo de América Latina y el Caribe.

La obra será restaurada y digitalizada para garantizar su conservación, propiciar su consulta virtual mediante el catálogo del archivo y diseñar diversas estrategias comunicativas y pedagógicas dirigidas a su puesta en valor entre los medellinenses.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here