El COVID-19 y las finanzas del departamento

0
74
Con dificultades pero dispuesto a cumplir las metas trazadas en su plan de gobierno
La administración departamental del Quindío afronta como el mundo entero, una situación difícil por cuenta de los efectos que en la productividad y por consiguiente en el recaudo de distintos recursos, ha dejado la crisis generada por el coronavirus y en virtud a ello, se trabaja para tratar de reducir lo negativo de los efectos, indico el gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas.

Al referirse de manera especifica al tema, el mandatario calificó la situación como compleja y puso de manifiesto lo relacionado con el embargo interpuesto por los maestros, el cual no se define aún desde el juzgado correspondiente, desde donde se espera conocer la real cifra que se adeuda para proceder a la cancelación desde los organismos correspondientes y de esta manera, se puedan liberar los bienes y recursos del departamento paralizados por esa razón. Así mismo hizo referencia a la reducción que han sufrido las rentas regionales por la baja en el consumo de distintos productos y lo que la situación representa en materia de inversión y contratación.

Indicó que, en el caso de la administración seccional, se están haciendo grandes esfuerzos para cumplir con los procesos misionales y con la ejecución de los proyectos de impacto social para los quindianos. Expresó el gobernador que: “Estamos haciendo un esfuerzo muy grande con un personal muy restringido, reducido en contratistas y con la gente planta que se está duplicando en sus esfuerzos, y gracias a ello, se ha podido sostener la administración”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here