CORAZONES VERDES, QUIENES LIMPIAN LA CIUDAD DE PEREIRA LAS 24 HORAS DEL DÍA

0
91

No llevan puesta una capa, no cuentan con una placa o un vehículo a su cargo,
pero ellos también son héroes que hacen su trabajo las 24 horas del día, ya que
incluso en tiempos de confinamiento, continuaron recorriendo las calles. Su
prenda de trabajo es un overol de color verde, con bandas reflectivas y unas
botas, indumentaria a la que ahora añaden tapabocas y guantes desechables de
manera permanente. Su principal tarea es retirar la basura de las calles y
conservar bonita la ciudad, una labor de riesgo en tiempos de crisis por el COVID19. “Esta nueva situación la he asimilado bien, miedo no tengo, porque si lo
tuviera, no podría realizar este trabajo”, afirma Edison Florez, uno de los operarios
de barrido de Atesa de Occidente.
Edison lleva 13 años en el oficio y reconoce que nunca antes había vivido lo que
está ocurriendo en la actualidad. Aunque él no tenga miedo, sí reconoce que no se
trabaja igual. “Cada vez que levanto una basura, uno lo piensa dos veces, porque
no se sabe si viene de una vivienda en la que haya enfermos, por ejemplo los
tapabocas que las personas tiran en los andenes”, admite. Su puesto, además, de
ser uno de los más expuestos, tiene una jornada que empieza a las 6 de la
mañana y dura 6 horas, donde recorre alrededor de 30 kilómetros diarios, o más,
hasta regresar a los cuartelillos para entregar su turno. Situación que también
viven sus compañeras de barrido, Yamile Ricón, quién lleva 7 años en Atesa,
cursa actualmente su bachiller y es madre soltera de 3 hijos, o Gloria Inés
Hincapié, madre de 2 niñas y estudiante también de bachiller gracias a su empleo.
Ellas, junto a otros compañeros, se reparten los sectores y se encargan del barrido
de toda la ciudad.
Las medidas preventivas son fundamentales para realizar con seguridad un
trabajo tan sensible en plena pandemia. “Los elementos de trabajo los
desinfectamos diariamente y la empresa nos facilita en todos los turnos guantes y
mascarillas desechables. Además, contamos con un gel desinfectante para que,
después de levantar bolsas o residuos de un determinado punto de la calle, nos lo
echemos en los guantes”, explica Yamile Rincón.
Estas personas a quienes la empresa de Aseo reconoce como los Corazones
Verde del Gobierno de la Ciudad, desde el primer momento han dado lo mejor de
sí mismos a pesar del miedo y nervios que tienen, aun conservando todas las
precauciones. Cabe recordar, que se mantuvieron durante la cuarentena los
turnos de mañana, tarde y noche y se incrementaron las medidas de
autoprotección de los trabajadores y de limpieza de los vehículos.
“Es admirable como los operarios de limpieza, barrido y recolección han hecho un
esfuerzo adicional durante esta crisis. No ha sido fácil y por esto es que se
necesita la colaboración ciudadana. Sin duda, este es un servicio esencial e
indispensable que merece el aplauso y el reconocimiento de todos”. aseguró el
gerente de la empresa de Aseo de Pereira, Mario León Ossa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here